Una cuestión de escalas: ¿la gestión de la pesca recreativa marina sigue el enfoque ecosistémico de la pesca en Europa?

En este artículo que publicamos en Marine Policy hemos analizado si el marco de gobernanza de la pesca marítima recreativa en Europa es conveniente para desarrollar un enfoque de gestión ecosistémico. Este es el resúmen:

European policy-makers are increasingly aware of the ecological and socioeconomic relevance of marine re- creational fisheries (MRF), but there are still gaps in the information needed to achieve sustainable management. How is the current management of European MRF performed? Is it promoting the Ecosystem Approach to Fisheries (EAF)? The management of MRF in Europe was reviewed by analyzing how different European reg- ulations align with the EAF in different geographic and administrative scales. Text mining tools were used to identify key concepts and analyze the text of legal regulations on MRF in the European Union (EU), Portugal, Spain and the United Kingdom (UK). Also, the Ecosystem Fisheries Legal Assessment (EFLA) framework was used to assess the alignment of the regulations with the EAF. The number of regulations about MRF in Spain and Portugal is higher than in the UK and the EU, probably because the relative higher importance of regional regulations in Spain and Portugal, and the limitations imposed to recreational fishers in marine protected areas (MPAs). The lack of specific regulations on MRF in the EU, and open-access in the UK for recreational fishers, except for Atlantic salmon Salmo salar, explain their lower number of regulations. The EFLA framework showed that the European public policies on MRF follow the EAF principles. Enough attention is payed to ecological components, but socio-economic sustainability could be improved. However, policy efficiency could be lower than expected because potential institutional misfits derived from the eventual confluence of different spatial scales.

I International Symposium on Marine Recreational Fishing

El Primer Simposio Internacional sobre Pesca Marítima Recreativa ISMAREF 2018 Tuvo lugar el 14 y 15 de septiembre de 2018 en el Museo do Mar de Galicia de Vigo. Durante las ponencias y debates se trataron temáticas destinadas a fomentar la sostenibilidad ecológica y socioeconómica de la pesca marítima recreativa.

Asistieron a este encuentro cerca de 100 expertos en pesca marítima recreativa: científicos de varios países, miembros de distintas administraciones públicas españolas y europeas, representantes de asociaciones de pescadores recreativos y profesionales, así como de consorcios empresariales relacionados con la pesca y la navegación recreativas, y miembros de ONGs ambientalistas.

El Simposio se organizó en torno a tres ejes: ecología, gestión y socioeconomía. Se pusieron en común y analizaron distintas iniciativas de investigación y gestión sobre pesca marítima recreativa en España y otras áreas europeas, se identificaron los retos y necesidades más urgentes, y se propusieron recomendaciones para orientar las políticas de investigación y gestión de la pesca marítima recreativa. Así, los expertos recomendaron revisar urgentemente el actual sistema de licencias para que pueda ser utilizado de modo efectivo como plataforma de obtención de información destinada a mejorar la gestión de la actividad.

El Simposio contribuyó a fomentar la comunicación y el intercambio de experiencias entre pescadores, científicos y administraciones, y como resultado de este diálogo, los asistentes desarrollaron un Código de Buenas Prácticas para la Pesca Marítima Recreativa en España. Este Código, que será divulgado en los próximos meses, contiene recomendaciones para que los pescadores desarrollen una pesca responsable con el medio y con el resto de los usuarios de los ecosistemas marinos.

El ISMAREF 2018 ha sido organizado en el marco del Proyecto SICORE, una iniciativa impulsada por un consorcio liderado por la Universidad de Santiago de Compostela, y financiado por la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica, a través del Programa Pleamar, cofinanciado por el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca. Los socios del proyecto son la Federación Gallega de Pesca Marítima Responsable y Náutica de Recreo (organización), el Centro Tecnológico AZTI-Tecnalia, el CSIC, a través del el CEAB-CSIC y el CSIC-IMEDEA, la Universidad de Girona y la Universidad de Murcia.

Además, colaboran en el Proyecto la Consellería do Mar de la Xunta de Galicia, la Federación Gallega de Cofradías de Pescadores, el International Forum for Sustainable Underwater Activities, la Asociación Nacional de Empresas Náuticas, la Federación Gallega de Actividades Subacuáticas y WWF España.

Los peces y las algas de los bosques submarinos del noreste Atlántico

En las grietas vivían las boquiabiertas rabosas de gruesos labios, que con expresión de  negroide insolencia te contemplaban agitando las aletas. En la penumbra de las
algas se arracimaban los erizos de mar como relucientes y marrones castañas de Indias, virando levemente sus espinas hacia el posible peligro a manera de brújulas. A
su alrededor se adherían a las rocas las anémonas, rollizas y lustrosas, moviendo los brazos con aire de danza lánguida y oriental por atrapar las quisquillas traslúcidas
que pasaban velozmente.

Gerald Durrell
Mi familia y otros animales

Usé este texto del genial Gerald Durrel en Mi familia y otros animales (1956), como prólogo al capítulo de mi tesis doctoral que ahora por fin se publica en Marine and Freshwater Research. En el artículo, analizamos las variaciones espaciales y temporales, y su relación con el hábitat, de las comunidades de peces de los bosques de algas de Galicia.

Representación del paisaje subacuático basado en los diferentes resultados del estudio mostrando los principales ambientes de los arrecifes rocosos costeros, incluyendo las especies de algas y de peces más representativas: (a) ambientes rocosos verticales, (b) ambientes rocosos horizontales y (c) ambientes arenosos. 1, Laminaria hyperborea; 2, Saccorhiza polyschides; 3, Desmarestia aculeata; 4, Halidrys siliquosa; 5, Laminaria ochroleuca; 6, Saccharina latissima; 7, Cystoseira baccata; 8, Sargassum muticum; 9, Diplodus sargus; 10, Labrus bergylta (pinto en la parte superior y maragota a continuación); 11, Labrus mixtus (macho en la parte superior y hembra en la parte inferior); 12, Serranus cabrilla; 13, Trisopterus luscus; 14, Boops boops; 15, Diplodus vulgaris; 16, Spondyliosoma cantharus; 17, Pollachius pollachius; 18, Mullus surmuletus.

 

 

 

«El bosque atlántico bajo el mar es algo que casi nadie conoce»

En La Voz de Galicia publicaron hoy una reseña sobre la charla que ofrecí en el Museo do Mar de Laxe la pasada semana. Este es el texto: 

«El bosque atlántico bajo el mar es algo que casi nadie conoce»

El biólogo Pablo Pita abogó en Laxe por el aprovechamiento turístico de recursos submarinos

.
BASILIO BELLO
CRISTINA VIU 
CARBALLO / LA VOZ 
Pablo Pita (A Coruña, 1971) es biólogo y forma parte del Departamento de Economía Aplicada de la Universidade de Santiago. El sábado ofreció en el Museo do Mar de Laxe una charla sobre el potencial de la riqueza submarina como recurso turístico, dentro del programa Reláxese.

-¿Entraría esa propuesta dentro del turismo verde o ecológico?

-En Galicia se centra en el interior y en las casas rurales, pero en cuanto a los atractivos de la costa y la biodiversidad marina no está nada explotado. El potencial que ofrece es muy alto. En la charla pregunté cuánta gente había paseado el último año por un bosque de carballos y todo el mundo levantó la mano, pero cuándo quise saber cuántos bucearon por un bosque de algas, solo hubo uno y es el ecosistema más rico que tenemos en Galicia. El bosque atlántico bajo el mar es algo que casi nadie conoce.

-¿Puede ser rentable?

-Esperemos que el paisaje submarino se pueda aprovechar para la pesca recreativa, el buceo autónomo, la observación de mamíferos marinos o incluso obtener beneficios espirituales porque la biodiversidad forma parte del acerbo gallego.

-Pero no es lo mismo andar por una carballeira que echarse al mar a bucear.

-Sí, es más complicado, sobre todo el submarinismo porque hay que ser mayor de 14 años, sumergirte con otra persona y gastar en el material. Pero no pasa lo mismo con el esnórquel, que es muy frecuente tanto en el Mediterráneo como en Canarias. En Galicia está por desarrollar porque dicen que el agua está fría, pero se puede hacer en verano y no necesitas más que unas gafas y unas aletas. Sería interesante que lo apoyaran iniciativas públicas o privadas. En las Cíes ha habido alguna pequeña experiencia.

-¿Por qué tendría que hacer esnórquel o submarinismo?

-Para disfrutar de uno de los ecosistemas más ricos y diversos del mundo, incluso mejor que los tropicales. La laminaria es refugio de muchísimos peces que quedan prácticamente al alcance de la mano. La pega es que el agua está verde y que hay olas, pero la costa gallega es muy recortada y siempre encuentras algún sitio en el que pasear por un bosque de algas.

-Sin embargo, en la Costa da Morte el mar ha sido un lugar de trabajo e incluso de sufrimiento y a mucha gente le cuesta todavía verlo en plan recreativo.

 -Aquí ha habido una visión utilitarista de los recursos y los servicios han ido en ese sentido. El turismo ha desarrollado la demanda de otras prestaciones, en busca no solo de productos de primera calidad, sino de experiencias vitales y agradables. Estamos terminando un estudio en el que se pone de manifiesto que la pesca recreativa en Galicia gasta al 100 millones de euros en material, lo que supone el 0,2 % del PIB. Casi todos son hombres, si se animaran las mujeres el incremento de la importancia económica y social sería enorme, solo con que los aficionados fueran acompañados por sus parejas. La pesca comercial en primera venta es un 0,8 % del PIB. La náutica recreativa es una riqueza que se está escapando y que no veo que esté en la agenda política. No soy pescador, aunque tengo licencia de pesca. Siempre me interesó más la fotografía submarina.
 -Convénzame para que me zambulla.

-Piense que nos estamos olvidando de la mitad de la riqueza patrimonial, nos falta ese mundo que es absolutamente fascinante y al que podemos tener acceso solo con unas aletas y un tubo en verano y entre las rocas. Yo lo he hecho con gente y la primera vez que han estado bajo el mar en Galicia se han quedado completamente alucinados. Mi hija de 6 años no quería salir del mar cuando la llevé.